BAQUIANA – Año XXII / Nº 117 – 118 / Enero – Junio 2021 (NOTICIA 5)

LAS TRAMPAS DEL TIEMPO Y SUS MEMORIAS, DE EDUARDO LOLO 

 

Entre dos aguas (Obras, 1994-2020) facilita la comprensión del universo pictórico de Sergio Chávez Bonora y aproxima su pintura al público que lo sigue y colecciona. El poeta y editor Reinaldo García Ramos estuvo a cargo de la coordinación y edición del catálogo. El escritor, actor y diseñador gráfico George Riverón estuvo a cargo del diseño gráfico y la maquetación del proyecto editorial. La ilustración de portada es una pintura del propio artista con un título homónimo al título del libro Entre dos aguas (Serie “En el Caribe”) 2019.

Las múltiples técnicas utilizadas con mayor frecuencia en esta muestra de Chávez Bonora son las siguientes: Grafito sobre papel, Óleo sobre cartulina, Tempera sobre papel encerado, Lápiz de color y tinta sobre papel, Acrílico sobre cartulina, Acrílico sobre lienzo, Acrílico sobre tabla de madera, Lápiz de color sobre cartulina negra, Acrílico sobre montaje de cartón, Técnica mixta sobre montaje de madera y Montaje de madera.

Los comentarios críticos que contiene el libro son: Un universo suspendido, pero seguro por Anamely Ramos González, Menos es mejor por Gustavo Valdés, El eco del pintor en uno mismo por Osvaldo Hernández Menéndez, Las metáforas del silencio por Oscar Fagette Salas y Una nostalgia sin dramas por Reinaldo García Ramos. A continuación, una síntesis de lo que nos dicen:

“En la obra plástica de Sergio Chávez Bonora el costumbrismo es un amago. Lezama hace decir a uno de sus personajes, Fronesis, que la obra del Aduanero Rousseau nace de un encantamiento. Una especie de mundo encantado engrana lo mítico y la penuria de la época presente de una manera anacrónica. Es ese el desfasaje que da a lo Naif su sabor primitivo.” (Anamely Ramos González)

“Chávez Bonora es un pintor de memorias. De sus memorias, las vividas, las idealizadas, las soñadas tal vez. Sus recuerdos de un tiempo y un lugar que él plasma con singular carencia de adornos, sin elementos que distraigan. Para él, la imagen es el reflejo del núcleo de la memoria.” (Gustavo Valdés)

“El pintor piensa su obra como el hombre que lleva juguetes a un niño. Y este es un pintor entre dos aguas, con sus juguetes a cuestas, sus inefables encantos y seducciones. Alguien que se ofrece y se entrega a salvarnos con zapatos de tacón alto.” (Osvaldo Hernández Menéndez)

 “Como todo portador de historias fabulosas, Chávez Bonora siempre nos asombra. Desde territorios ajenos, él mira hacia su raigal Cuba y nos ofrece sus narraciones visuales polisémicas. Su obra se nutre de subjetividad, nos sigue proponiendo una realidad diferente, insólita. Un orden que se renueva sin cesar y que resguarda de la desmemoria la savia de su identidad.” (Oscar Fagette Salas)

“El arte de Chávez Bonora está iluminado por la nostalgia. Una forma de nostalgia discreta, sin aspavientos, que no es solemne, ni trágica, ni quejumbrosa, que se vuelve un comentario al margen, un guiño festivo. Y no es sólo la añoranza de un país dejado atrás, sino también la evocación de otros elementos del pasado como por ejemplo la nostalgia por el mundo del teatro, en el cual este pintor ha trabajado en ocasiones, tanto dentro como fuera de Cuba.” (Reinaldo García Ramos)

Ojalá que podamos disfrutar en un futuro cercano de una de las exhibiciones presenciales de este artista plástico que con tanto esmero ha preparado su catálogo Entre dos aguas.

Sergio Chávez Bonora nació en La Habana, Cuba (1965). Estudió diseño escenográfico en la Escuela Nacional de Artes Aplicadas (1983 – 1984) y pintura y escultura en la Academia de Bellas Artes de San Alejandro (1984 – 1986. Desde su llegada a Miami en 1999, ha participado en múltiples exhibiciones personales y colectivas (entre ellas, Artistas Pro Derechos Humanos, Cuban Art Club, 2017).

 

 

 

 

 

 

NOTA DE PRENSA

Bluebird Editions
ISBN: 978-1-951409-14-2
Sitio oficial en la Red:
www.bluebirdeditions.com
 
Correo electrónico:
info@bluebirdeditions.com

Nueva York, EE.UU.

(2021)